¿Necesitas verificar un posible fraude? Contrata un investigador privado

¿Necesitas verificar un posible fraude? Contrata un investigador privado

Puede que el solo hecho de nombrar un investigador privado te suene exagerado, pero en la mayoría de los casos son estos expertos los encargados de identificar fraudes a grandes empresas. Ni siquiera sabes por dónde empezar, sólo sabes que tienes la sospecha de que algo anda mal, contacta a Detectives Cipol, su primera consulta es gratuita.

Piensa mal y acertarás

Si solo sabes que desconfías y no tienes ninguna prueba de que has sido timado, contrata los servicios de investigaciones para empresas, en una cita podrás exponer tu caso y tendrás el asesoramiento oportuno que te guiará a la resolución del problema y la obtención de pruebas ratificadas en juzgados.

En ocasiones tenemos más prejuicios sobre estos servicios, que en dejar en evidencia a quiénes incurren en fraude, y dejamos que transcurra el tiempo hasta que realmente verificamos nuestras sospechas sin tener más que lamentarnos por el hecho.

Los estafadores suelen ir perfeccionando sus métodos y esto ocurre sobre todo porque en la mayoría de los casos no hay pruebas suficientes para juzgarlos ante la ley.

¿Cuándo recurrir a un investigador privado?

Ante cualquier duda que no puedas verificar por ti mismo deberías contratar los servicios de investigación, estos profesionales se encargarán de confirmar tus sospechas y evidenciar si se trata de una estafa. Dentro de los servicios más comunes de investigación privada están los siguientes:

·        Antecedentes personales y familiares.

·        Localización de documentos públicos.

·        Incumplimiento contractual.

·        Detección de fraudes a compañías de seguros.

·        Fraude en situación de incapacidad temporal o permanente.

·        Investigación de siniestros simulados (incendios provocados, accidentes de tráfico, etcétera)

·        Robos fraudulentos y localización de bienes robados.

·        Fraude a la seguridad social.

·        Baja fingidas.

·        Usurpación de la propiedad intelectual.

·        Insolvencias simuladas y quiebras fraudulentas.

·        Daños en general, comerciales y financieros.

Desistir de poner en evidencia a un estafador es aprobar este delito, no desistas de realizar trámites legales ante los entes pertinentes, contacta a los expertos en este sector y contrata los servicios de Detectives Cipol, ellos se encargarán de reunir las pruebas necesarias para que puedas hacer la denuncia como corresponde.